Smarttress, el colchón que detecta infidelidades

¡E incluso te envía una notificación al móvil para comunicártelo!

Smarttress detecta infidelidades

Una empresa gallega, dedicada al mundo del descanso, presentó un colchón que avisa de las infidelidades que se cometan en su superficie a través de unos sensores que detectan la actividad sexual y que, mediante una ‘app’ que se instala en el móvil, envía una alerta cuando esto sucede.

El ingeniero de Durmet, la empresa que patentó el colchón bautizado como ‘Smarttress’, Iván Miranda, explicó que los sensores ultrasónicos con los que cuenta el ‘Lover Detection System’, miden el tiempo que tarda en viajar el sonido para así detectar los cambios de presión sobre el colchón.

Smarttress detecta infidelidades

Cuenta con veinticuatro sensores, entre detectores de vibración en los muelles y los de zonas de contacto. La idea de Durmet es aunar tecnología y confort, teniendo presente que los últimos estudios dicen que los españoles somos los europeos más infieles y que, en el 94 por ciento de los casos, la infidelidad se comete en la propia casa.

La identificación de la actividad es clave. Si no se realiza bien, el sistema podría dar alertas cuando se sube una mascota a la cama o cuando se sienta cualquiera sobre el colchón. “Ni te imaginas las pruebas que hemos hecho para comprobar que el sistema funciona”, comenta Iván Miranda. ¿Incluso diferentes posturas o tríos? “Por supuesto: posturas, zonas de la cama… Lo de tríos fue más para ver cómo respondía el sistema”.

Para evitar fallos en su funcionamiento o detecciones equívocas, el controlador establece unos indicadores capaces de diferenciar el acto sexual del movimiento que pueden generar “unos niños saltando”, como indican desde la empresa.

Smarttress detecta infidelidades

La presentación de este nuevo producto coincidió con el Día Internacional del Beso y desde Durmet han querido hacerlo en el madrileño barrio de Salamanca que es, según indican, el “más infiel de Madrid”.

Los sensores y el módulo de comunicación se alimentan con una batería extraíble oculta en la parte de la cabecera que tiene una autonomía de una semana y se carga por USB. Durmet lleva años como distribuidor de colchones, pero comenzó a fabricarlos hace cuatro años. Tiene en su catálogo diversos modelos, y lo que esperan conseguir con este Smarttstress es dar a conocer la marca.

¿El precio? Cuesta 1.550 euros, de 135 x 190, y llega a los 2.050 euros para el de 150 x 200 centímetros.

2 Comentarios

Responder
  1. Está claro que lo de los tríos es únicamente para comprobar que el sistema funciona, no tengo duda.
    Recordad, los cuernos, o fuera de casa o contra la pared o el suelo, nunca en un Smartress 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *