Una rubia y su afición por el sexo salvaje en el jardín

jardin portada

Sus medias la delataban desde el principio. No era casualidad lo que minutos después iba a pasar en ese jardín. Ella pasaba mucho tiempo al aire libre, le encantaba estar allí en contacto con la naturaleza, pero lo que más le gustaba hacer en ese patio era follar allí.

Nuestra rubia protagonista se había vestido para la ocasión. Minifalda, calzas a juego y una camisa roja que era muy sencilla de quitar. Tras una dura jornada de trabajo, quería sexo, y lo quería ahora.

sexo salvaje en el jardín

sexo salvaje en el jardín

sexo salvaje en el jardín

Así que desde el mismo momento en el que su hombre entró por la puerta, ella empezó a lubricar. Él en cuanto salió al jardín a saludarla notó que su querida amiga necesitaba una buena verga entre sus piernas.

Muy caballeroso no la hizo esperar más, y tras arrancarla los botones de la camisa para ver esas tetas que tanto le gustaban, comprobó la humedad del sexo de su chica, y en un minuto ella ya estaba con su pene en la boca.

sexo salvaje en el jardín

sexo salvaje en el jardín

sexo salvaje en el jardín

En cuestión de segundos él se desnudó, la puso en la clásica posición de perrito, la bajó el tanga blanco y comenzó a embestirla una y otra vez. Las penetraciones eran cada vez más intermitentes. Les gustaba recrearse cada vez que el pene entraba en el sexo de la señorita.

Cuando ya no pudieron contener la excitación, nuestra querida amiga se despojó de la ropa que la quedaba, y tras montarse en su verga favorita, comenzó a cabalgar sin parar.

sexo salvaje en el jardín

sexo salvaje en el jardín

sexo salvaje en el jardín

Ahora ya, cada uno sólo buscaba el placer personal; hasta que ella se estremeció y su vagina se contrajo. A él no le dio ni tiempo a buscar un sitio donde correrse y dejó todo su esperma en la entrepierna de su amiga. Y así sin más, acabaron el primer asalto. Disfrutaron brevemente de las vistas y como haríamos cualquiera, fueron a por el siguiente. Y tu casa ¿tiene jardín?

sexo salvaje en el jardín

sexo salvaje en el jardín

sexo salvaje en el jardín

sexo salvaje en el jardín

sexo salvaje en el jardín

Pornoaburrirse

Un comentario

Responder
  1. Esto es el jardín de las delicias portque aquí tenemos en este chalet mucho erotismo de antemano
    .Una rubia que esta tremenda y macizona se pondrá muy descotadita para levantar fuertes pasiones sentimentales sensuales es que ella es una ninfomana al más salvaje follador.

    Dandose mucho aceite provocativa entrará su maromo que tendrá la suerte de ver a la flor más hermosa humana bella de ese jardín perverso.Se dirigirá sin dudarlo a satisfacerla sus necesidades sexuales le desabrochará verá sus buenos pechotes los magreará al mismo tiempo se sacará su salami de pollón ya que ella tumbada agachada al pilón para hacerle lasx mamadas de su boca lengua húmedas.

    Este ya se desnudo ella se quitó el tanga que se la pinchó a polvazos en las posturasde penetración chimunal de perrraca de buenas cabalgadas,también se estremeceran con una de pilón misionera de buenos mete sacas cañeras,un bombeo de buenos meneos es que la dará buena caña a la viciosa de pollazos folleteables.

    Mi casa no tiene jardín mi calle sí pero es público que morbazo sería pinchar allí y yo mirar mientras se dan mandanga como a esta pareja excitante!

    De tanto placer revolcones tanta mandanga de la buenaeste sucumbirá como ella a un orgasmo sin precedentes vamos que se correrá expulsará su semen lefa en la cara de la bien follada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *