Relatos: Playa y sexo, la combinación favorita de nuestra castaña más sensual

teen portada

Había pasado un maravilloso día soleado en la playa. Estaba contenta, e iba pensando alguna manera para rematar el día. Se fue a casa a duchar y al abrir la puerta se encontró con ese chico que tanto la ponía sentado en su sillón, inmóvil, ausente, esperando ver cómo reaccionaba la mujer a la que quería penetrar sí o sí.

Y ella, no lo dudó. No le pregunto ni su nombre. Se acercó y se sentó a su lado, con ese biquini de flores que no dejaba nada a la imaginación. Entonces él la agarró fuertemente las tetas. Estaba muy cachondo y llevaba días planeando el asalto al cuartel general de esa chica que le miraba siempre mientras ponía copas en el chiringuito de la playa.

La teen más sexual

La teen más sexual

La teen más sexual

Pero cuando se quiso dar cuenta, ella ya tenía el dedo metido en su propio sexo húmedo y tras un breve instante, se dio cuenta que la mano de la preciosa joven estaba agarrando fuertemente su falo. Él no se lo podía creer y para ella este encuentro sexual era lo que estaba buscando para rematar el día.

Ni corta ni perezosa se metió el pene en la boca y lo empezó a lamer con rapidez, posteriormente ella le enseño su sexo chorreante a su nuevo amante y le obligó a lamer su coño. Como premio al gran cunnilingus recibido comenzó a cabalgar sobre el falo de su chico, permitiéndole que él la metiera su dedo índice en el culo. Quizás una de las cosas que a ella más la gustaban en la cama.

La teen más sexual

La teen más sexual

La teen más sexual

Nuestra guapa protagonista gemía sin parar hasta que notó un espasmo en su cuerpo. Todo su cuerpo se estremeció, estaba liberada. Inconscientemente decidió que la mejor manera de acabar la faena era haciendo una felación a su rubio partener. Él, al poco rato, no pudo más y embadurnó toda su cara con su semen. Ella ya estaba lista para un nuevo asalto, el día iba a ser finalmente muy largo.

La teen más sexual

La teen más sexual

La teen más sexual

Pornoaburrirse

Un comentario

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *