La rubia enfundada de azul que te lo comió todo

rubiaazul portada

Cuando él llegó a casa no se imaginaba lo que le esperaba. Solía correr una hora antes de que anocheciera, pero aquél día, la recompensa por estar en forma iba a ser muy, pero que muy diferente.

Cuando entró en casa se duchó, se puso los vaqueros y la camiseta y se vistió. Había quedado con sus amigos para celebrar la cena de Navidad, pero cuando fue a su cuarto a por la cartera se encontró con ella. Con la insaciable rubia con la que se cruzaba diariamente por los rellanos.

rubia de azul follando

rubia de azul follando

rubia de azul follando

No sabía como había entrado, ni siquiera sabía cuanto tiempo llevaba allí, tumbada en la cama con el vestido azul. Pero en su fuero interno sabía lo que tenía que hacer. Se acercó a ella y lentamente, notó como en pocos segundos su pantalón estaba por las rodillas y su verga en la boca de una preciosa rubia que no sabía ni como se llamaba.

rubia de azul follando

rubia de azul follando

rubia de azul follando

Tras una buena mamada, y sin mediar palabra, ella se subió el vestido, le mostró sus maravillosas tetas, y comenzó a cabalgar sobre él. Tras un buen rato arriba, ella se dejó llevar y fue él quién la abrió totalmente de piernas, y con los tacones puestos, la empezó a embestir de rodillas. No había sentimientos ni caricias, sólo sexo.

Una y otra vez cambiaron de posturas. Por delante, por detrás, ella arriba, luego abajo. Pese a que no se conocían , la habitación ya olía a sexo. Ella estaba húmeda y ya iba por su cuarto orgasmo. Él la tiró en el sofá, la puso de lado y comenzó nuevamente a embestirla como si no hubiera mañana, como si aquella fuera la última vez que iba a tener su entrepierna dentro de una mujer.

rubia de azul follando

rubia de azul follando

rubia de azul follando

rubia de azul follando

Sin avisar, se corrió. Su semen navegaba en el interior del coño de aquella rubia, que cuando notó el fluido de su vecino entre las piernas, no hizo nada más que vestirse. Se puso su vestido azul, sonrió y de la misma manera que había llegado, se fue. Él, exhausto, llamó a sus amigos y pospuso la cena. No estaba para nada más.

rubia de azul follando

rubia de azul follando

rubia de azul follando

rubia de azul follando

rubia de azul follando

Pornoaburrirse

Un comentario

Responder
  1. La historia de dos tortolos muy felices sin perdices.Ya que este chico maromo afortunado tiene al lado de su casa una rubia sensual que la saca partido de su buen jugo erótico.

    Sus intenciones eran ir a ducharse prepararse e ir acenar con sus amigos se preparó pero claro estando allí su esposa muy maciza rubia pues esta le tentó a que celebrase con ella darla unos buenos restregones de folleteos ya que no podía dejar de escapar su gran ocasión de pincharsela a buenos polvazos.Esta le recibe cuando sale muy descotada claro él le atrajo mucho que la fue a folletearsela con ganas.

    Ella entró de estranjis en su hogar aún así este le dio su buen salami de pollón porque deseaba tenerla debajo de su pilón de su pollón para que le hiciera la muy viciosa cerda las mamadas de su boca lengua húmedas ansia viva!

    A partir de aquí ella se desnudó él se puso más palote tras la mamada sucumbieron a las posturas de penetraciones chuminales dos de pilón misionera de buenos mete sacas pollón chumino ,la hace unos buenos bombeos de meneos,una de perraca de buenas cabalgadas.Con tanto buen placer sucumbirá en una buena corrida de semen lefa dentro del juju chuminal para esta bien follada dandola mandanga de la buena.Este maromo la gozó con mucho placer del bueno ya que la tenía ganas de darla su buen restregón lo consiguió.

    Tras pincharsela de manera satisfactoria cogió el portante sus cosas con sus amigos a cenar seguro que le notarían más alegre y contento al follarse a su chica rubia vecina ninfomana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *