El excitante encuentro sexual de la ninfómana con lencería blanca

lencería blanca portada

El blanco es sinónimo de pureza, de castidad. Pero no para ella. Nuestra madura protagonista de hoy es una adicta de la lencería blanca, pero también lo es al sexo. Es una ninfómana en potencia y hoy le ha tocado el turno a ese vecino con el que siempre se encuentra en el ascensor.

Le ha invitado a un café. Ella se sabe bella, atractiva y muy, pero que muy sensual. Así que antes de que su hombretón disfrute de la bebida a la que había sido convidado, ella ya lo ha puesto de lo más cachondo.

Encuentro sexual blanco

Encuentro sexual blanco

Encuentro sexual blanco

Siempre hace lo mismo: muestra a sus invitados su maravilloso sujetador blanco y comienza el show. Tal vez sea su mirada inocente, excitante, de esa chica que parece que no ha roto un plato; o tal vez sea por la luz del sol entrando en ese cuarto totalmente blanco. Pero lo que sí que pasa es que él empieza a recorrer todo el cuerpo de su nueva amiga.

Encuentro sexual blanco

Encuentro sexual blanco

Encuentro sexual blanco

Descubre sus apetitosas tetas. Tan simétricas ellas, con esos pezones pequeños pero que ansían ser lamidos. Pero nuestra madurita de hoy quiere sexo y lo quiere ya. Agarra el pene de su vecino y se lo introduce en la boca. La encanta, es uno de sus fetiches, y no parará hasta que su compañero gima de placer una y otra vez.

Encuentro sexual blanco

Encuentro sexual blanco

Encuentro sexual blanco

Luego llega el momento que ansiaba. Él la penetra una y otra vez de todas las formas y posturas posibles. Primero ella cabalga sobre él, para posteriormente ofrecerle su retaguardia para recibir sus embestidas.

Encuentro sexual blanco

Encuentro sexual blanco

Encuentro sexual blanco

La habitación, tan blanca, huele a sexo y eso a ella la excita más. No quiere parar, así que cambia y una y otra vez de postura, intentando retardar el final feliz. Pero como nada dura para siempre, el semen de su vecino acaba en lo más hondo de su ser. Y así, como la que se ha tomado un café, acaricia a su nuevo amigo y le invita a salir. Por hoy esta saciada. Mañana, más.

Encuentro sexual blanco

Encuentro sexual blanco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *