Narran porno en directo para protestar por la censura en Rusia

¡Bajo el hashtag #rospornobzor, los rusos se quejan por la prohibición de PornHub y YouPorn en el país!

prohibicion del porno

La Roscomnadzor, Servicio Federal de Supervisión de las Telecomunicaciones, ha prohibido el portal pornográfico PornHub y la página web YouPorn en los servidores rusos. La censura llega tras el veredicto de un juez en la ciudad rusa de Voronez, que consideró que PornHub contenía “información cuya difusión en Rusia está prohibida”. La sentencia se refiere a contenidos que justificaban “una agresión a menores”. Y en el caso del porno, una actriz vestida de colegiala o una relación incestuosa entre dos hermanos podrían ser razones suficientes para la prohibición.

PornHub no tardó en responder, ofreciendo vía Twitter una cuenta premium al gobierno. Sin embargo, Roscomnadzor no parece muy interesado en la jugosa oferta. Frente a esta situación, la creatividad del pueblo ruso se ha puesto en marcha. Y han encontrado una alternativa a la censura pornográfica. “Si no puedes ver pelis porno, coméntalas”, podría ser el lema de la protesta llevada a cabo por un grupo de ciudadanos. Porque la iniciativa va precisamente de eso: la gente se graba viendo porno mientras narra con todo lujo de detalles lo que está pasando en la escena y luego la comparte en redes sociales bajo el hashtag #rospornobzor.

Los vídeos porno comentados no han tardado en llenar las redes sociales. Grabados en habitaciones, en camas, en la calle o en la oscuridad de sus hogares. Todos ellos con algo en común: la reivindicación de la libertad de elegir por ti mismo si quieres ver porno o no.

Algunas de las personas que se han sumado a la propuesta, como Natalia Istomina, se mostraban en contra de la pornografía pero aún así quisieron hacer el vídeo para denunciar un problema mucho mayor: la censura del gobierno. “Aunque el porno convencional es una mierda, no estamos hablando de eso en este momento, sino del hecho de que la censura muestra una violencia mayor y lleva a la hipocresía total y al aislamiento. Donde no son posibles conversaciones honestas, no solo sobre el sexo, sino sobre cualquier cosa”, puntualizaba Istomina.

En 2015, Roskomnadzor ya prohibió más de 100 sitios para adultos y provocó las protestas de los ciudadanos,que se preguntaban cuál era la alternativa que les quedaba. “Busque algo en la vida real”, fue la demoledora respuesta del órgano censor en su momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *