Monjas y sexo en el convento

El juego que han dado los conventos a lo largo de la historia es, prácticamente, parte de esa misma historia. Desde tiempos inmemoriales hay chistes, chanzas y demás sobre el mundo interior de los conventos, sobre las interioridades de las monjas, sobre el día a día de un grupo de mujeres jóvenes y maduras encerradas en un mismo lugar durante años.

Monjas y Sexo en el Convento

Por eso, no es extraño que, aunque hablar del tema se haya considerado durante años como algo prohibido, algo que tan sólo era apto para mencionar en círculos muy reducidos, muy de amigos, quién más quién menos en un pueblo o en una ciudad haya bromeado sobre el cura que “le da lo suyo a las monjas”. Cómo para no. Cómo para no pensar en que, a lo largo de la historia, se hayan sucedido las pequeñas orgías en pequeños conventos. Cómo para no pensar en que la lascivia propia del ser humano también llega hasta ese rincón supuestamente protegido por Dios.

Monjas y Sexo en el Convento

Por eso, no es extraño que, a lo largo de la historia nos encontremos con ilustraciones como estas que veis aquí, en las que se reproducen pequeñas historietas gráficas y eróticas sobre las buenas de las monjas y los buenos de los curas. Pollas a go-go, sotanas levantadas y hábitos recogidos para enaltecer el alma en su versión más terráquea, la del sexo puro y duro.

Monjas y Sexo en el Convento

Ya sea entre ellas, ya sea con los curas de la orden que cuidara de su vida y de su religiosidad, no es fortuito creer que es más que posible (y muy real) que en los conventos haya habido sexo de todo tipo y color. Ellos con ellas, ellas con ellas, madre superiora y padre prior, todos en una misma cama, todos en una oración común cargada de placer, humedad y mucho sexo.

Monjas y Sexo en el Convento

Y así, pasen los años que pasen, es ver estas imágenes y sentir un regusto por lo prohibido, por el cuerpo inmaculado de estas mujeres que dedicaron su vida a una utopía y que, de repente, se ven disfrutando en el convento de los placeres por los que quisieron encerrarse en él. Una ironía de la vida tan cachonda y prohibida como otra cualquiera.

Monjas y Sexo en el Convento

Monjas y Sexo en el Convento

Monjas y Sexo en el Convento

Monjas y Sexo en el Convento

Monjas y Sexo en el Convento

Monjas y Sexo en el Convento

Pornoaburrirse

 

1 Comentario

 

  1. 29 septiembre, 2012  21:41 por Chulapichi Responder

    Siempre se dice que detrás de los conventos a saber lo que se cuece y que el hábito no hace al monje es que a saber que hacen las monjas,monjes y curas porque no solo creo que recen el santo rosario sino se pondrán a darle al tema del buen porque humanos son además son pecados pequeñillos .
    En estos dibujos podemos ver como las monjas se tocan el juju chuminal ,se lo motan entre ellas en buenas escenas lésbicas,también montandose sexo con curas a solas,en buena orgía donde la madre superiora se folla a tod@s,montan sesiones sado frente a los pulpitos donde acaban follandose todos a la monja fogosa o hasta orgás de tod@a s folando frente a su dios coin buena mandanga de la buena.

    Es que así podríamos seguir porque estio me da morbo que follen porque es un placer divino!Cura y monja cabrones follar como dioses amen y verlos follar subidón!

Comenta este artículo

 

Tu dirección e-mail no será publicada.