La guía gráfica definitiva para aprender a realizar un buen cunilingus

cunilingus-portada

El origen de la palabra Cunnilingus viene del latín cunnus: “cuña” o “vulva”, y lingus: “lengua” y, si tiramos de historia, los beneficios de este arte milenario eran bien entendidos por Wu Zetian, única emperatriz de la historia política de China (reinó desde el 690 al 705 d. C.) quien, haciendo uso de su posición, creó un decreto ley por el cual todos los dignatarios visitantes locales y extranjeros deberían rendirle sus respetos realizándole un cunnilingus. Wu sabía lo que hacía, qué jefa…

En el Taoísmo también se reverenció el cunnilingus, llegando a pensar incluso que prolongaba la vida del hombre. Sin embargo, para los romanos estaba muy mal visto.

CunilingusCunilingus

Si profundizamos en el libro más sagrado del cristianismo, para sorpresa de propios y extraños, las referencias al cunilingus no son despectivas sino todo lo contrario. Según menciona Wikipedia, aparece en la Biblia un cantar que reza: “Tu vulva es un cántaro, donde no falta el vino aromático”.

En la cama, donde cada persona es un mundo, es muy complicado dar una lección magistral sobre esta práctica que funcione por igual en todas las mujeres. Pero, aun así, lo que si coincide en todas las hembras es la emisión de micro-gestos durante el sexo oral. Estos dejan clara la aceptación o la repulsión a algo y con ellos nos podemos ayudar para conocer como le resulta más placentero el sexo oral a nuestra pareja en la cama.

CunilingusCunilingus

De la misma manera, el cuerpo también emite señales, algunas más perceptibles y otras que no lo son tanto pero no es difícil sentir en la mujer la repercusión en su cuerpo de lo que hace tu boca. Los primeros instantes son como sintonizar una emisora, en los que mueves el dial hasta que das con el sonido lo más claro posible.

Recuerda que el clitoris no es un timbre, ni un joystick. Sus más de mil terminaciones nerviosas producen el mayor de los placeres pero también el mayor de los dolores. Si ella presiona su sexo contra tu boca, eso indica que le gusta y desea que sigas, si por el contrario se retrae, es que es muy sensible y deberás tener más cuidado e ir más despacio. Atento a todas las señales… recuerda que, como todo en esta vida, solo se aprende practicando.

CunilingusCunilingus

Ten en cuenta el cambio de sintonía. Debes estar atento a los cambios de frecuencia, probar cosas nuevas y no dejar la radio siempre en la misma emisora. Haz cambios de ritmo, siempre con tacto, y en función de sus reacciones, diseña coreografías propias cuya única meta debe ser disfrutar de ese instante. Luego deja que se reponga, para volver a empezar poco después otra apasionante carrera sin prisas… hacia el placer.

Los chicos de Tantrasuburbanos.com, se han currado dos infografías que merece la pena que veáis. La primera trata sobre la anatomía femenina y la segunda muestra 3 técnicas infalibles para hacer que tu pareja llegue inexorablemente al éxtasis.

CunilingusCunilingus

Para terminar y de forma didáctica, os dejo un poquito de porno. Eso si, porno en el que el cunilingus es el rey del vídeo. Dos parejas, y dos formas de proporcionar sexo oral de forma diferente:

Pornoaburrirse

Un comentario

Responder
  1. Atiende la que hay que armar para hacer una chupada al juju chuminal aquí vemos el origen de cunilingus que es latín y su guía de como hacerlo bien para no hacer daño hacerlo bien.Voy a resumir esto bien porque esto parece trabajo de chinos es sencillo.

    Cunnilingus (del latín cunnus: “cuña” o “vulva”, y lingus: “lengua”). Es la práctica de sexo oral en los genitales de la mujer.

    El cunnilingus no es una habilidad natural, es una técnica aprendida. Si no te tomas el tiempo para aprenderlo, nunca disfrutarás de sus beneficios Cada mujer es diferente, no se pueden comparar puesto que nunca son las mismas en gustos y aversiones.

    La comunicación con ella es muy importante. Si al mismo tiempo que la mimas expresas verbalmente cuanto te gusta acariciarla y sentir las partes de su piel que vas rozando y estimulando, ella se va a sentir aun más estimulada.

    A la mayoría de las mujeres, no les resulta grata una aproximación brusca o que busquen sus genitales directamente, ya que ellas se van excitando, poco a poco, a medida que su mente y su cuerpo responden a los estímulos sexuales. Una buena manera de iniciar es besar su rostro mientras acaricias sus hombros, nuca, la hendidura de la espalda a lo largo de la columna vertebral, y por delante del torso, juguetear con los pechos o rodear con las manos su cintura, para ir bajando lentamente al ombligo. Besar y mordisquear los lóbulos de las orejas, cuello, recorrer los lados del torso, rozar las axilas y mimar los brazos a todo lo largo y en su parte externa e interna, deteniéndote en el repliegue de los codos y en el dorso de las muñecas. Lo siguiente es el pecho, prestando atención a las copas primero y centrándote después en los pezones.

    Cuando uses la técnica que uses no repitas el mismo movimiento durante más de 5 minutos, lo más recomendable es cambiar de dirección. Presta atención a su lenguaje corporal, si ella eleva la pelvis es buena señal y si se encoge sobre si misma es que vas demasiado rápido o directo.

    Nos hemos acercado a la vulva estimulando la parte interna de los muslos. Solo con la lengua, separamos sus labios mayores y menores moviendo la lengua lentamente y presionando tan lento como podamos hasta separar sus labios. Luego desliza la lengua muy suavemente por la cabeza del clítoris, hacia delante y hacia atrás, a un lado y al otro, mueve la lengua diagonalmente hacia izquierda y derecha, cuando comience a estar excitada, lame todo el tallo del clítoris colocando la lengua de forma plana, y luego con la puntita.

    Estimulando su clítoris con la lengua, introduce dos dedos bien lubricados por su vagina en forma curva para estimular su punto G (localiza su punto G, es una zona de piel rugosa que se pone dura con la excitación). Al mismo tiempo pon la otra mano encima de su monte de Venus y presiona un poco. Empieza dando suaves toquecitos rozando su punto G con los dedos, para después según vaya aumentando la excitación ir presionando con mas firmeza el punto G, sin olvidar de estimular su clítoris con la lengua. Notarás que ella esta llegando al orgasmo por las contracciones musculares de los genitales, la respiración más rápida y superficial.

    Algunas personas utilizan el cunnilingus como entrante, otro como primer plato. A las mujeres no les hace falta repetir todo el ciclo completo para tener otro orgasmo. Una vez están en la fase de orgasmo, son altamente orgásmicas.

    No nos olvidemos que las mujeres necesitan caricias, besos y mimos, y que se les diga lo hermosas que son. Sé generoso durante las veinticuatro horas del día, los siete días de la semana, y no te reserves solo para los preliminares.

    Espero que este coñazo ajajj nunca mejor dicho os sirva sino veros el vídeo guarro pornográfico degustarlo así aprendéis más a hacer esta cochinada a tu viciosa!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *