Actriz porno nazi es repudiada en su partido por haber rodado con un hombre negro

portada

Poses provocadoras, un cuerpo sexy y lemas como “el nacionalismo también puede ser sexy” pudieron hacer de la joven Ina Groll la diva porno por excelencia de los neonazis alemanes.

“El amor a la patria no es un crimen”, publicaba la rubia de 28 años en su cuenta de la red social Facebook. Su perfil, es una catarata de lemas xenófobos, odas nacionalistas y fotos con políticos del ultraderechista Partido Nacional Democrático (NPD), entre ellos el ex jefe de la fuerza Udo Voigt.

Ina Grol - Kitty Blair

La figura de Groll no se ajusta al arquetipo de los neonazis alemanes, un movimiento sostenido en gran medida por hombres de cabeza rapada con vínculos violentos. En un primer momento, el NPD pareció dispuesto a hacer la vista gorda al hecho de que Groll fuese también Kitty Blair, protagonista de películas porno como “Kitty descubre el esperma”. Además, Groll decidió en noviembre de 2013 poner fin a su carrera en la industria adulta, abrió cuentas de Twitter y Facebook con su identidad real y publicó un manifiesto nacionalista avisando que apoyaría al NPD: “Lo que me importa ahora es desnudar no mi cuerpo, sino las políticas contrarias al pueblo”, escribió.

Pero los problemas de Groll surgieron cuando los ultraderechistas comenzaron a profundizar en su filmografía y descubrieron que en una película había rodado una escena sexual con un actor negro: un paso, para ellos, “poco alemán” para un movimiento racista y xenófobo. De inmediato, se creó una página en Facebook para alejar a Groll del NPD con el siguiente lema: “quienes venden su cuerpo por dinero y deshonran su raza no tienen sitio en nuestro partido”. Los líderes del NPD decidieron cortar todo lazo con Groll.

Ante la creciente inquietud en el partido, la cúpula resolvió declarar ‘persona non grata’ a la señora Groll, señaló la pasada semana en un comunicado el vicepresidente del NPD, Frank Schwerdt. El ultraderechista aseguró al diario Frankfurter Allgemeine Zeitung que la medida respondía no a la escena con el actor negro, sino simplemente al hecho de que el partido había comprobado el pasado porno de Groll. Además, añadió, la ex actriz tampoco era tan cercana al NPD. El diario comentó irónicamente que los políticos que aparecen sonrientes junto a Groll no parecen resistirse demasiado a su compañía.

Ina Grol - Kitty Blair

En cualquier caso, la decisión marcó el final de la carrera de Groll en el NPD, un partido que buena parte de la clase política alemana quiere prohibir, pero que sigue siendo legal y tiene incluso diputados en dos parlamentos regionales.

La polémica también podría dejar a la actriz sin su otra carrera. El máximo exponente y portavoz del sector adulto en Alemania, John Thompson, declaró: “En el cine porno recibimos con los brazos abiertos a participantes de todos los colores y todas las nacionalidades. No a los nazis”.

Definitivamente para Ina Groll, ni los neonazis ni los cineastas la consideran ya buena compañera de cama.

Ina Grol - Kitty Blair

Pornoaburrirse

Un comentario

Responder
  1. Esto se produjo el sábado bien Los ultraderechistas perdonaron incluso su pasado como estrella del porno.Pero no que se lo montara una escena de sexo con un negro(con perdón). «El amor a la patria no es un crimen», publicaba este mes la rubia de 28 años y con un brazo tatuado en Facebook.
    Su perfil es una catarata de lemas xenófobos, odas nacionalistas y fotos con políticos del ultraderechista Partido Nacional Democrático (NPD), entre ellos el ex jefe de la fuerza Udo Voigt.
    Groll no encajaba en el prototipo de los neonazis alemanes, un movimiento sostenido sobre todo por hombres, de cabeza rapada y con vínculos violentos.
    El l NPD pareció dispuesto a hacer la vista gorda al hecho de que Groll fuese también Kitty Blair, protagonista de películas porno como Kitty descubre el esperma.

    Groll decidió en noviembre del 2013 poner fin a su carrera actoral, abrió cuentas de Twitter y Facebook con su identidad real y publicó un manifiesto nacionalista avisando que apoyaría al NPD. «Lo que me importa ahora es desnudar no mi cuerpo, sino las políticas contrarias al pueblo», escribió.
    La ex actriz tampoco era tan cercana al NPD y forzó las fotos en las que aparece con sus líderes. El diario comentó irónicamente que los políticos que aparecen sonrientes junto a Groll no parecen resistirse demasiado a su compañía para quedar bien!
    Recibirá lo peor el rechazo de sus compañer@s de profesión podría dejar a la actriz sin su otra carrera. «En el cine porno recibimos con los brazos abiertos a participantes de todos los colores y todas las nacionalidades. No a los nazis», dijo el portavoz del sector en Alemania, John Thompson. Según el portavoz, hubo un acuerdo unánime de boicotear a Groll en la industria del porno. Ni los neonazis ni los cineastas la consideran ya buena compañera de cama.

    Que se queda sin erecciones europeas sin porno más sola que la una en resemen que pida perdón abandone estos ideales que apestan!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *