La indefensión jurídica y social de los hombres maltratados

maltrato-portada

Ayer, Gallardón, el actual Ministro de Justicia, anunciaba que impulsará la custodia compartida en separaciones y divorcios. El cambio en la legislación, pretende acercarse al interés del menor siendo el juez quien decida, en su caso, si la custodia es más merecida para el hombre o la mujer. Esta medida, se toma después de que el gobierno socialista basase estos años el tema de la custodia del hijo de una forma matriarcal, obteniendo la mujer por el hecho de ser mujer, la custodia de los hijos salvo casos excepcionales.

Por esta noticia, hoy me he decidido a hablar sobre un tema tabú para los medios de comunicación pero que, estos días, he estado siguiendo: El maltrato de la mujer al hombre.

Hombres Maltratados

En los últimos cinco años, 32 hombres han perdido la vida a manos de sus parejas, frente a la abrumadora cifra de 335 feminicidios registrados. Apenas rondan el 9% de esta siniestra estadística. Y tal vez sea esa la razón que explica la ausencia de estudios sobre las víctimas masculinas e incluso una menor ayuda ante su desgracia.

Su ventaja, el hecho de ser minoría en el extendido mundo del maltrato doméstico, se vuelve en su contra: el entorno social no les anima a denunciar (de las 130.000 denuncias de media anual el 2% corresponde al varón) y los expertos recuerdan que, para un hombre, resulta aún más humillante que para una mujer reconocer que su pareja le pega, y, peor aun, que le tiene miedo.

Hombres Maltratados

Ayer, leí un artículo sobre este tema donde el conocido abogado Martínez Patón, relataba en una entrevista el caso de Aurelio, uno de sus últimos clientes. Os copio las partes más impactantes:

Aurelio no se atrevió a mentirle a su hermana. Fueron juntos a buscar a un abogado y después a comisaría. “En las seis o siete horas que empleamos en los trámites, la esposa llamó 31 veces al móvil de mi cliente. Las conté”, comenta el abogado. “Qué dónde estaba, con quién, que por qué tardaba tanto, que sus amigos no le gustan…”. El hombre la despistó cuanto pudo pero el abogado cuenta que de tanto en tanto le rechinaban los dientes de puro pánico. “Cuando se entere de que la he denunciado me mata, seguro”, lamentaba Aurelio.

Martínez Paton se indigna: “Si Aurelio fuera mujer estaría a salvo en una casa de acogida, podría ir a juicio sabiendo que no peligra su vida y no sufriría tanto desamparo”.

Además, este director de un despacho especializado en maltrato al hombre, aprovecha para recordar otra discriminación legislativa contraria a su cliente: las constantes amenazas de muerte que recibe de su pareja serían motivo suficiente para detenerla. Pero las amenazas solo constituyen delito si quien las profiere es hombre. En caso contrario, están calificadas como falta. “Así que ahí le tenemos, compartiendo domicilio a la fuerza con su agresora porque no tiene adónde ir. Y aterrorizado. Si mi cliente fuera clienta estaría a salvo”, lamenta el abogado Paton.

Hombres Maltratados

España es un país donde siempre un género está por encima del otro. Frente a la tradicional supremacía social y legislativa a favor del hombre, la cual merece la misma crítica, en estos últimos años el feminismo radical ha conseguido posicionar sus peticiones hasta conseguir en muchos ámbitos un poder, sólo visto por el machismo imperante antaño y tan criticado por las mismas que han impulsado estos desajustes sociales en función de género.

No sólo en el ámbito de la abogacía, sino en muchos otros ámbitos del gremio jurídico, las críticas al actual funcionamiento de la legislación española se hacen plausibles. El juez Francisco Serrano, es otra de esas personalidades que se exponen a ser tachadas como “machistas” por expresar públicamente un sentimiento cívico:

Pornoaburrirse

3 Comentarios

Responder
  1. Es cierto que la sociedad siempre se fija en el maltrato del hombre a la mujer que eso no esta bien y no me gusta.Pero lo que oculta la sociedad es que hay mujeres que maltratan a los hombres claro! eso es un tema tabú es que nos tenemos que dejar que la mujer es un ser indefenso porque con mala hostia las hay de rudas pegan y maltratan lo que pasa que estos hechos no se oyen en los medios o no las cuentan la sociedad.
    Decir que esto es muy serio que los jueces y el ministro de justicia el cejas deben hacer leyes a favor de erstos hombres maltratados por mujeres porque la justicia no entiende de géneros entiende de hacer justicia y si un maromo lo pasa putas ante un pivón aplicar mano dura a ese pivón maltratador castigandola como se merece con penas de carcel.
    El caso de aurelio me llama la atención porque es un hombre asustado por el maltrato de su mujer y lo que dice el abogado es cierto si este hombre fuera mujer tendría facilidades en algún centro pero como es hombre no tiene derecho a esto algo muy injusto.

  2. Realmente, una mujer no lo tiene tan fácil cuando denuncia. Tiene que llevar pruebas y demostrar que ha sido maltratada para que la denuncia siga a trámite.

    Cuestión de nombres

    ¿Por qué se llama violencia de género al maltrato del hombre a la mujer y no adquiere el mismo nombre el maltrato de la mujer al hombre?

    Es muy sencillo. Que la mujer sea maltratada por el hombre es algo que viene aconteciendo desde hace mucho, muchísimo tiempo. Sea cuestión de fuerza, de genes o herencia animal, no entro a valorarlo. Pero las estadísticas avalan que es un hecho muy común ( 400.000 mujeres maltratadas en España según datos del Observatorio de Violencia de Género 201 ) y que la violencia ejercida por el hombre es violencia de género porque:
    a) Se sabe superior en fuerza a la mujer y por eso le pega.
    b) Pretende someter a la mujer y a sus creencias en base a la violencia verbal o física, para anularla como persona.

    No existe violencia de género de la mujer hacia el hombre porque, de forma habitual, la mujer que pega al hombre NO LO HACE EJERCIENDO FUERZA SOBRE ALGUIEN QUE POR CUESTIÓN DE GÉNERO ES MÁS DÉBIL FÍSICAMENTE.

    La ley se hizo para proteger a todas esas mujeres que sufren maltrato y que además de padecerlo son repudiadas por la sociedad.

    Es cierto que las cosas en el mundo van cambiando. Y también es cierto que, desde mi punto de vista. si el maltrato de la mujer al hombre comienza a ir en aumento y se demuestra que los motivos son de género (mujer ejerce violencia porque sabe que su género, su sexo femenino, es más fuerte que el del hombre) entonces aparecerá una ley que los proteja.

    Mientras tanto, esos casos de violencia doméstica (y no de género) pueden apelar a la ley normal del maltrato.

    Gracias a la ley sobre la violencia de género, más de 90.000 mujeres maltratadas están protegidas. Y ya no tienen que vivir bajo el mismo techo del hombre que les da palizas.

    A pesar de ello, 61 mujeres murieron en 2011 debido al maltrato de sus maridos o sus parejas…

    • Gracias por tu aportación Ali.

      Estoy de acuerdo con muchas de las cosas que dices pero no con el inicio de tu post. De echo, se nota que sabes de lo que hablas en todo menos en el primer párrafo que se corresponde a una situación de una legislación anterior a la de “igualdad de género” impuesta en la anterior legislatura.

      Si una mujer llama por teléfono a policía o guardia civil aludiendo a una situación de maltrato doméstico, estos están obligados por la actual ley vigente a presentarse inmediatamente en el domicilio en cuestión y llevar a calabozo/comisaría (según la hora del día a la que se produzca) al hombre hasta que el juez de turno de señales de vida y pida las pruebas. Te lo digo porque conozco personalmente el caso de un hombre que tuvo la desgracia de ser objeto de una denuncia falsa un viernes sin ningún tipo de prueba y hasta lunes no pudo abandonar el calabozo. Y aquí no había partes de lesiones ni ninguna otra prueba feaciente que respaldase su acusación.

      Una vez pasadas esas horas, es el hombre quien ha de demostrar su inocencia y no la mujer quien ha de demostrar la culpabilidad del hombre. En ese sentido las actuales leyes son ampliamente discriminatorias en cuestión de género, en detrimento del hombre claro. Algo lógico por esas cifras de maltrato a mujeres que cito yo en el texto, y que citas tu de nuevo en tu comentario.

      En este artículo no se denuncia ninguna lei de prevención de una desgracia social como es la violencia doméstica. Lo que quiero decir es que no se denuncian esas leyes de prevención sino que se critica que exista discriminación para su aplicación por sexo para una persona maltratada. Quiero decir que lo que propongo es penalizar la violencia por igual sin importar si el presunto culpable es un hombre o una mujer.

      Mi conclusión al escribir este artículo es que las leyes de prevención de maltrato doméstico castiguen por igual a una persona maltratadora sin mirar si su raza, género, religión, estatus social o cualquier otra característica que pueda definir a eso/as desgraciados. Que no existan víctimas de la violencia doméstica en la absoluta indefensión legal en la que se encuentra el hombre ejemplo de mi post. Que si tengo la desgracia de ser amenazado por una mujer exista alguna ley que me ampare y no me digan que como soy hombre tengo que asumir una situación de indefensión legal…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *