Fetichismo: Acomoclitismo o la atracción por los genitales rasurados

Depilada portada

Ya hemos hablado aquí de muchos fetichismos, pero hoy os traemos uno con el que muchos os sentiréis identificados. Se trata del Acomoclitismo, que no es otra cosa que la atracción por los genitales rasurados.

Este es un fetichismo muy común ya que desde hace un tiempo hasta hoy, no hay mujer que se precie que no se rasure sus partes más íntimas. Y claro, así cualquier sexo puede ser atractivo. Un coño suave como el culito de un bebé es un arma muy poderosa en esta guerra que es el sexo.

Fetichismo sexual: Acomoclitismo

Fetichismo sexual: Acomoclitismo

Fetichismo sexual: Acomoclitismo

Actrices porno, modelos, sex simbol, el sexo rasurado es tendencia y cada vez son más las que pasan por los centros de belleza para eliminar el pelo de la entrepierna. Y de la misma manera, cada vez más son los hombres que también se deshacen de su pelo púbico para hacer más atractiva su verga.

Fetichismo sexual: Acomoclitismo

Fetichismo sexual: Acomoclitismo

Y claro, ya sabéis que cuando algo se pone de moda aparecen fetichistas que se excitan con la simple visión de unos genitales rasurados. Muchos hombres y mujeres disfrutan de esta parafilia y no tienen que llegar a la penetración para disfrutar al máximo de sus relaciones sexuales.

Hombres que se corren mientras hacen un maravilloso y limpito cunnilingus a una mujer cuyo sexo está exento de pelo. Mujeres que disfrutan al máximo mientras chupan los huevos de su “partener” por el simple hecho de que están depilados.

Fetichismo sexual: Acomoclitismo

Fetichismo sexual: Acomoclitismo

Fetichismo sexual: Acomoclitismo

Y mucha culpa de ello la tiene el porno, en el que ya es difícil ver a mujeres con el pelo púbico intacto. Esa clase de escenas las dejan para el vintage. Y nosotros, simples mortales, intentamos llevar la pornografía a nuestra vida sexual cotidiana. Y si toca depilarse el vello púbico, pues nos lo depilamos.

Aunque hay que reconocer que sí, que en pleno siglo XXI encontrarse a una mujer sin pelo en la entrepierna o con una bonita cresta bien cuidada nos pone muy, pero que muy cachondos. Así que si nos os habéis quedado anclados en el pasado, no lo dudéis y gozad de estas imágenes y vídeos en donde el pelo púbico brilla por su ausencia. ¡A disfrutar!

Pornoaburrirse

Un comentario

Responder
  1. Problablemente este sea uno de mis fetichismos favoritos Acomoclitismo gusto en ver los genitales sion gota de pelo vamos rasuraditos se dice pronto.
    Esto es de hace una decada ver a mujeres con el juju chuminal que se le ve todo el chichi así podemos descubrir esa raja del placer que llevan tan rica sin necesidad de ocultarla pelacos ver ahí una raja del placer con ganar de chparla y saciarla.es guapo ver una raja muy peladita que te la restriegas produce suavidad al tacto.

    Tanto ellas quieren lucir pasar más por corporación dermoestética para qutarse todo el pelaco verseles toda la chotera.Ellos también van allí a depilarse para tener sus pollacas bien rasas hasta los cojones joder!

    Como veo todos se tiran al mismo pozo para estar todos lucir genitales de manera clara excitante.Más ahora que se tienen que ver losv genitales pinchando a polvazos claramente el hecho de ver sin pelo para mi gusto me gusta más la relación sexual es mucho mejor.

    Ellas disfrutan con un salami y unos cojones sin pelo y ellos se hacen mejor las mamadas al buen pilón de pollón.Como ellos que disfrutan de un juju chuminal raso contacto lengua chichi de buenos cunilingos ansia viva todo rasurado.

    Respetando la época del gato peludo donde todo era pelo ahora esta la érpoca que se lleva la anchoita y la buena salchica pelada sin pelacos.esto sirve de ejemplo para que much@s en su vida se depilen den culto al cuerpo ser más sensuales verse con clase como un partener o diosa a la hora de frotar muy a gusto.

    A mí sí esta vez me pone mazo mogollón ver estas imágenes subiditas de tono de maciz@s todo cuerpo raso a cual mejor ya que esto me pone mazo mogollón degustarlo vientre bajo con subidón viva la depilación sexual ay! omá que ric@s!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *