Fetichismo: andromimetofilia, cuando ellas quieren ser ellos

correas portada

¿Alguna vez has visto a una mujer que vestía y se comportaba como un hombre? Y mejor aún ¿Te ha puesto cachondo? Porque eso mismo es la Andromimetofilia, una parafilia por la cuál muchas mujeres, que aparentan ser lo contrario, o no, acaban sodomizando a su nueva compañera de cama con un consolador en forma de pene sujetadio por correas en la cintura.

Hasta aquí todo normal, pero claro es que también hay muchos hombres, que sin ser homosexuales sufren el mismo impulso y se siente atraídos por mujeres que de la misma manera y tras calentar un rato acabarán sodomizándolos con la misma herramienta.

Fetichismo: andromimetofilia

Fetichismo: andromimetofilia

Fetichismo: andromimetofilia

Este fetichismo es un tabú para muchas parejas, que en la intimidad del dormitorio intercambian los papeles para gozar de una buena sesión de sexo sin límites. También es común entre mujeres, que aunque no se “disfrazen” de hombres les pone de lo más cachondas penetrar a sus “amiguitas” con estos artilugios.

Fetichismo: andromimetofilia

Fetichismo: andromimetofilia

En muchos casos estas señoritas que anhelan tener una buena verga en ese momento gozan con la sensación de poseer a su chica, les pone cachondas la situación de dominio una vez que su partener está delante, a cuatro patas, dispuesta a ser penetrada.

Fetichismo: andromimetofilia

Fetichismo: andromimetofilia

En otras ocasiones, este fetiche se usa para romper la rutina sexual de una pareja. Cambiar los roles en determinados momentos, llegando hasta donde ellos quieran llegar, puede ser una buena manera de conocerse al máximo íntimamente, y quién sabe, si de descubrir nuevos hobbies.

Fetichismo: andromimetofilia

La andromimetofilia es para otros tantos, la única manera de excitarse y de llegar al orgasmo. Tener diferentes roles en una misma relación sexual es su manera de disfrutar del sexo, y quién sabe, igual si lo pruebas puede que hasta te guste. ¿Te gustaría probarlo?

Pornoaburrirse

Un comentario

Responder
  1. Va de lesbianas bolleras esta manía andromimetofila(joder! con la palabra)significa que una de las pivas en ausencia de sementales hace de hombre como lo que se conoce como la marimacho de la pareja es decir la que ella pone el cinturón del dildo de cintura aunque tenga juju se siente un hopmbre pinchandose a su amiga viciosa que le pone el juju chuminal y el culo tras tras.De acuerdo estoy hay hombres que no siendo gayers tenen esta manía de hacerse pasar por el otro sexo.

    A mí este rollo si me va del ponte en mi lugar que un hombre y mujer hagan estas barbaridades morbosas.Pero yendo a las bolleras ellas hacen esto se creen medio o del todo hombres cuando pinchas a sus compañeras con los pollones de juguete las viciosas sin maromos.

    Claro que como ellas a falta de un buen salami bueno es meterse cosas entre ellas para así darse gusto ser bien folladas entre su compañera que es la que pone sus genitales para que la otra la haga los buenos mete sacas del dildo suelto o cintura como se observa conlas de las imágenes morbosas.

    Por supuesto que se debería priobar todo esto pues siempre es bueno jugar a ser el otro porque es algo muy divertido intercambiarse papeles en el sexo es algo que esta admitido tener este tipo de cambios de esteriotipos.

    A mí esto todo me calienta mazo ver a las lesbianas como una se pincha a la otra como sí fuera un hombra porque ellas pueden seer masculonas.En resemen todos nacemos bisexuales está cientificamente probado cada uno que goce de su juego como deseo con subidón!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *