Cansada de que extraños le envíen #fotopenes, convierte ese hecho en una galería de arte

¡Kidd Bell, la artista que convierte fotos de penes en arte!

Kid bell

Es muy difícil que existan mujeres que hayan usado Badoo, Tinder o algúna red social parecida, sin recibir este tipo de ‘regalos’ inesperados. Hay estudios que afirman rotundamente que el 57% de las usuarias de webs de citas han sido protagonistas de algún tipo de acoso sexual en alguna ocasión.

Para muchos y, en algunos casos gracias al anonimato, internet eliminó por completo el coqueteo. Muchos hombres creen que por tener una pantalla de por medio pueden hacer y decir lo que quieran sin consecuencias.

Kid bell

Kidd Bell, es una joven estadounidense que, harta de que todo tipo de extraños le mandaran fotos no solicitadas de sus penes, decidió armar una exposición de arte con ellas. El título de la expo es “Yo no pedí esto: una vida de fotos de penes” y consiste en una imitación de su apartamento, pero decorado con cientos de fotos de penes.

“Quiero que sientas como si estuvieras en el hogar de alguien, como si te hubieran dado la bienvenida en su hogar, pero ni siquiera en este espacio estás segura”, escribió Bell en la página de Facebook de la exhibición. “Incluso en tu lugar seguro estás siendo bombardeada por la dominación y la agresión de género”.

Kid bell

Ninguna de las fotos expuestas fue solicitada. Todas llegaron por sorpresa o a ella o a sus amigas. Y todas ellas opinan lo mismo: no son sexys ni nada por el estilo, sino grotescas:

“Estos tipos se excitan sabiendo que forzaron a una chica a ver sus genitales”, explica Bell en una entrevista a Vice. “Saben que no van a conseguir una cita con ella. Es como gritarle a una mujer desde un auto. Solo lo estás haciendo porque puedes y porque el mundo te ha enseñado que eso está bien”.

Kid bell

Kid bell

Como ha quedado claro, es una exhibición con un claro enfoque feminista, pero Bell insiste que no se trata de odiar a los hombres, solo a los acosadores y mostrar lo absurdo del acoso sexual. Mi opinión personal es que se olvida de que, aunque seguro que en clara menor medida, los hombres también recibimos a veces este tipo de contenidos sin demandarlos.

Sin embargo… ¿Qué hombre se va a quejar de recibir una #fototetas o #fotochocho inesperada? Está claro que, en cuestión de géneros, somos realmente diferentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *